Etiqueta de neumáticos de la UE

La etiqueta de neumáticos de la UE se introdujo para mejorar la seguridad, fomentar el ahorro de combustible, disminuir los niveles de ruido y ofrecer a los compradores la información que necesitan para tomar decisiones. Forma parte de un plan más amplio de la Comisión Europea para reducir el consumo de energía en un 20% en 2020.

Ejemplo de una etiqueta de neumático de la UE 

¿Qué es la etiqueta de neumáticos de la UE?

Es un conjunto obligatorio de iconos y calificaciones que indican el consumo de combustible, la adherencia en superficie mojada y la clasificación del ruido de los neumáticos de coches, furgonetas y camiones pesados vendidos en la UE desde noviembre de 2012.

Por ley, los proveedores de neumáticos deben poner una pegatina en la banda de rodadura del neumático o una etiqueta en cada entrega de neumáticos a distribuidores y/o clientes. Esto se aplica a los neumáticos de coches y de vehículos comerciales ligeros. También deben proporcionar la misma información en la documentación técnica (folletos, catálogos, etc.) y en su página web en el caso de neumáticos de vehículos de pasajeros, vehículos comerciales ligeros y camiones/autobuses.

¿Cuál es la función de la etiqueta?

La etiqueta tiene como objetivo ayudar tanto a comerciantes como a consumidores a poder distinguir entre diferentes neumáticos mediante un método de ensayos estandarizado. Indica con claridad cuáles son los neumáticos de mayor calidad y, por tanto, los más seguros en las condiciones en las que probablemente se vayan a utilizar. 

La información se desglosa en:

  • La eficiencia del combustible, que está asociada a la resistencia a la rodadura del neumático
  • El nivel de ruido exterior del neumático, medido en decibelios
  • La adherencia del neumático en superficie mojada.

¿Cómo funciona el sistema de clasificación?

La escala de la eficiencia del combustible se divide en siete clases que van de A (verde), que indica los neumáticos con mejor rendimiento, a G (rojo) con menos rendimiento. Hay que tener en cuenta que la clase D no se usa. 

El ruido exterior del neumático se mide en decibelios en comparación con los límites legales. Una onda sonora negra indica el mejor nivel de ruido y tres ondas el peor. 

Para indicar la adherencia de los neumáticos sobre suelo mojado también se utilizan las clases A a G. La clase A corresponde al mayor grado de adherencia y, por tanto, a la distancia de frenado más corta en carreteras mojadas, mientras que la clase G ofrece la peor prestación de adherencia en superficie mojada. Al igual que con la eficiencia del combustible, la clase D no se utiliza, ni tampoco la clase G.

¿Qué significan realmente estas calificaciones?

Calificación de la eficiencia del combustible:

  • Los neumáticos suponen hasta un 20% del consumo de carburante de tu vehículo, por tanto si quieres recorrer más kilómetros con cada depósito de combustible, deberías elegir unos neumáticos con una alta calificación de eficiencia del combustible. Además, también reducirás tus emisiones de CO2.
  • Realmente se trata de la resistencia a la rodadura, es decir, la energía que se pierde cuando un neumático está en movimiento. Cuanto menor sea la resistencia a la rodadura, menos energía se pierde y menores serán el consumo de combustible y las emisiones de CO2.
  • La diferencia entre un neumático de clase A y un neumático de clase G podría ser de hasta 6 litros por cada mil kilómetros.

Calificación del ruido exterior:

  • Una onda negra indica que el nivel de ruido exterior del neumático es al menos 3 dB menor que el límite legal. Este es el nivel más silencioso. 
  • Dos ondas negras se corresponden con el nuevo límite legal. 
  • Tres ondas negras es el nivel más ruidoso y era el límite máximo legal en la anterior normativa.

Calificación del rendimiento de frenado:

  • Los neumáticos con una buena prestación de adherencia en superficie mojada (clases A o B) proporcionan distancias de frenado más cortas sobre mojado y son, por tanto, más seguros con lluvia.
  • Al igual que con la eficiencia del combustible, la clase D no se utiliza, ni tampoco la clase G.
  • La diferencia entre cada clase es de aproximadamente 3 metros (el equivalente a un coche promedio). Si lo ponemos en práctica, esto significa que cuanto mejor sea la adherencia en mojado, menor probabilidad tendrás de verte involucrado en un accidente.

¿Cómo se obtienen estas calificaciones?

Los fabricantes de neumáticos son responsables de evaluar y clasificar sus neumáticos ateniéndose estrictamente a métodos definidos meticulosamente y aprobados por la Comisión Económica para Europa de las Naciones Unidas (CEPE). La adherencia en superficie mojada y el ruido de rodadura exterior se evalúan en condiciones reales al aire libre. La resistencia a la rodadura (calificación de la eficiencia del combustible) se prueba en interiores utilizando una instalación de pruebas.

¿Qué información NO proporciona la etiqueta europea?

Aunque la etiqueta de la UE es una guía útil tanto para distribuidores como para consumidores, no es la única información que debemos tener en cuenta a la hora de comprar unos neumáticos. Por ejemplo, las etiquetas no informan sobre: la resistencia al aquaplaning, la estabilidad al conducir, la comodidad al conducir en carreteras mojadas y secas, la durabilidad del neumático, el rendimiento de frenado en carreteras secas y la capacidad del neumático para afrontar el tiempo invernal.

¿Dónde publica Uniroyal sus etiquetas de la UE?

Las etiquetas se pueden ver aquí mismo, en nuestra página web, junto a la información de cada neumático. También las encontrarás en las páginas web de nuestros distribuidores y en las de nuestras propias tiendas.

Uniroyal. Una marca de Continental.

Utilizamos cookies para garantizarle la mejor experiencia en nuestro sitio web. Haga clic aquí para obtener más información o cambiar su configuración de cookies.