¿Qué es el aquaplaning?

El aquaplaning se produce cuando se acumula agua delante de los neumáticos más rápidamente de lo que el peso del vehículo puede evacuarla. El resultado es que la presión del agua empuja por debajo del neumático y crea una fina capa de agua entre la goma y la superficie de la carretera.

¿Por qué es tan peligroso?

Esta fina capa de agua es la causante de que, en vez de que los neumáticos se adhieran a la carretera, el coche pierda completamente el contacto con la superficie de la carretera y resbale fuera de control. Cuanto mayor sea la profundidad del agua y mayor sea la velocidad, mayor probabilidad habrá de que esto ocurra. Sin agarre a la superficie de la carretera, no podrás frenar ni girar.

¿Qué factores contribuyen al aquaplaning?

La velocidad es el factor que más influye en el aquaplaning, sencillamente porque a los neumáticos no les da tiempo a canalizar el agua antes de elevarse de la superficie. No obstante, la velocidad no es la única causa. Otros factores son:

  • El diseño del dibujo. Algunos perfiles de la banda de rodadura canalizan el agua de forma más eficaz que otros. Por ejemplo, nuestros neumáticos RainSport 3 y RainExpert 3 están diseñados para proporcionar una prestación especialmente eficaz cuando se conduce sobre mojado.
  • El tamaño de los neumáticos. El área de contacto del neumático, es decir, el tamaño y la forma de la superficie del neumático que toca la carretera, tiene un efecto directo sobre el riesgo de aquaplaning. Cuanto mayor sea el área de contacto, menor será el peligro.
  • La profundidad del dibujo. A medida que los neumáticos se van desgastando, su profundidad disminuye, dejando menos espacio para canalizar el agua hacia fuera.
  • La presión de los neumáticos. Por diferentes razones, tanto  los neumáticos inflados en exceso como los que no están suficientemente inflados pueden aumentar el riesgo de aquaplaning.
  • La profundidad del agua. Cuanto mayor sea la profundidad del agua, más difícil será que los neumáticos mantengan la adherencia.
  • La composición del agua. Factores como aceite, suciedad, sal y la temperatura ambiente pueden afectar a la densidad del agua de la superficie.
  • El tipo o sistema de transmisión del vehículo. En determinadas condiciones, los vehículos con tracción en las 4 ruedas son más propensos a sufrir aquaplaning que los de tracción en 2 ruedas.
  • El peso del vehículo. Cuanto más ligero sea el coche, más posibilidades habrá de que se produzca aquaplaning.
  • Estado de la superficie de la carretera. Es más probable que sufras aquaplaning en carreteras lisas que en superficies estriadas.


¿Cómo puedo saber si estoy sufriendo aquaplaning?

Si las ruedas motrices pierden tracción con la carretera, notarás un aumento de las revoluciones del motor y una lectura inexacta del indicador de velocidad, ya que las ruedas empezarán a patinar.

Si estás conduciendo en una curva y pierdes tracción en las ruedas delanteras, el coche patinará hacia el exterior de la curva. Si las ruedas traseras pierden tracción, el vehículo patinará lateralmente. Si las cuatro ruedas pierden tracción al mismo tiempo, el coche resbalará en línea recta. Si en ese momento estás girando, patinarás hacia el exterior de la curva. Cuando alguno de los neumáticos recupere la tracción, notarás de repente un tirón en la dirección en la que mire el neumático.

¿Cuándo se suele producir aquaplaning?

Lo más probable es que si sufres aquaplaning sea al atravesar charcos o agua estancada. No siempre es fácil ver qué profundidad tiene un charco, así que si ha llovido mucho, reduce la velocidad.

Los charcos tienden a formarse en un lado de la carretera, a lo largo del borde de la calzada. Así que si ha llovido, intenta conducir hacia el centro de la carretera o del carril.

Conduce por encima de las huellas que dejen los neumáticos de los coches que van delante tuyo. Sus neumáticos ya habrán desplazado mucha agua de la superficie antes que tú.

¿Por qué los sistemas electrónicos de control de la estabilidad no impiden el aquaplaning?

Los sistemas electrónicos de control de la estabilidad sólo funcionan cuando tienes contacto con la carretera. Si bien pueden ser ayudarte a recuperar el control del vehículo si patinas, no pueden evitar el aquaplaning. 

Como advertencia, no debes nunca utilizar el control de crucero cuando conduzcas por carreteras mojadas o heladas, ya que podrías necesitar reducir la velocidad manualmente y despacio.

¿Por qué los neumáticos de Uniroyal tienen tan buena reputación para proteger del aquaplaning? 

Uniroyal inventó el neumático de lluvia en 1969 y, desde entonces, sus diseñadores e ingenieros han sido siempre pioneros en cuanto a tecnología para condiciones meteorológicas húmedas. La Tecnología Shark Skin (SST) que usamos en nuestros neumáticos RainSport 3 y RainExpert 3, por ejemplo, evacua el agua de manera eficaz y rápida, por lo que el riesgo de aquaplaning se reduce considerablemente. 

Uniroyal. Una marca de Continental.

Utilizamos cookies para garantizarle la mejor experiencia en nuestro sitio web. Haga clic aquí para obtener más información o cambiar su configuración de cookies.