Preparando tu coche para el invierno

Si quieres seguir disfrutando de la conducción durante todo el año, tendrás que pensar en cómo preparar tu coche para el invierno. Las siguientes comprobaciones son fáciles de hacer y no requieren conocimientos especiales de mecánica.

Comprueba los niveles

Sin realmente pensar en ello, todos nos preparamos para el invierno de una forma natural. Guardamos la ropa de verano y desenterramos los abrigos. Pedimos leña para la chimenea o sacamos la calefacción eléctrica del trastero. Incluso cambiamos el tipo de comida que comemos. En realidad, hacemos todo lo posible para asegurarnos que nuestras vidas sigan como siempre a pesar de la caída de las temperaturas.

El primer paso para preparar el coche para el invierno es revisar los niveles del aceite, del líquido limpiaparabrisas y del anticongelante del motor/agua. Aparca el coche en una superficie plana y nivelada, y espera hasta que el motor se enfríe.

El nivel del anticongelante del motor/agua debe estar entre las líneas mínima y máxima del indicador de nivel para evitar que el motor se congele o sobrecaliente. Si tienes que llenar el nivel, asegúrate de utilizar la proporción correcta de agua y refrigerante/anticongelante.

Con el lavaparabrisas es tan sencillo como comprobar el nivel de la botella, llenarlo de agua y líquido limpiaparabrisas y volver a poner el tapón.

No olvides comprobar:

  • Los niveles de aceite
  • El líquido del limpiaparabrisas
  • El anticongelante del motor/agua
  • Los neumáticos
  • Las escobillas del limpiaparabrisas
  • Las luces
  • El estado de la batería
Uniroyal. Una marca de Continental.

Utilizamos cookies para garantizarle la mejor experiencia en nuestro sitio web. Haga clic aquí para obtener más información o cambiar su configuración de cookies.