Cómo conducir en condiciones de hielo

Hay una buena razón por la que el patinaje sobre hielo y el hockey sobre hielo son tan populares: es muy divertido deslizarse sobre el hielo a gran velocidad. Pero no es tan divertido cuando estás en un coche y la carretera está cubierta de hielo.

 

Existen muchas similitudes entre conducir sobre nieve y conducir sobre hielo. Por ejemplo, en ambas situaciones es necesario conducir despacio y con calma, evitando cualquier aceleración o frenado repentino. Sin embargo, hay algunas consideraciones adicionales cuando piensas en aprender a conducir en condiciones de hielo.

01_precaution_icon

Precauciones generales

La primera consideración es si es necesario salir en coche. Las carreteras heladas pueden ser extremadamente peligrosas, por lo que te recomendamos que te preguntes si el viaje realmente vale la pena el costo financiero y emocional de un posible accidente.

Escucha la radio. Los meteorólogos a menudo te dirán si hay zonas de peligro específicas y esto puede ayudarte a decidir si aventurarte o no.

Es posible que ya estés en el camino y no estés seguro de si el hielo será un problema.

Una de las principales diferencias entre la nieve y el hielo es que la nieve es fácil de detectar. El hielo negro, por otro lado, se mezcla tan bien con el color de la carretera que a menudo no sabes que está allí hasta que es demasiado tarde. Es una buena idea usar el termómetro de su automóvil como guía. Si registra que la temperatura ambiente del aire está cerca del punto de congelación, debes tener mucho cuidado.

Otra forma de detectar hielo es observar a los demás conductores que te rodean. Si los ves deslizándose o si notas que los coches se han salido de la carretera, probablemente hayan conducido por un área helada.

Si te encuentras en una situación que te pone nervioso, deténte y espera a que aumenten las temperaturas o busca un medio de transporte alternativo.

Cómo conducir con hielo

  • Vigila la temperatura ambiente para estar preparado para condiciones heladas
  • Estate atento a otros conductores para ver si se ven afectados por el hielo.
  • Escucha las previsiones meteorológicas y evita las áreas de interés
  • Conduce despacio y con cuidado
  • Extiende la distancia entre ti y el coche de delante.
  • Si patinas, dirígete en la misma dirección en que se mueve la parte trasera de tu automóvil.
Uniroyal. Una marca de Continental.*